CANTONAL

Dos plagas afectan el 50 % de la producción cacaotera orense


Con la llegada de la época de frío y la humedad, las plantaciones de cacao sufren la arremetida de las plagas La Monilla y Escoba de Bruja. El sector estima que este año las pérdidas bordean el 50 %. En la parroquia Progreso del cantón Pasaje, zona cacaotera de la provincia, por sus medios intentan combatirlas.

Fabricio Cruz

PASAJE.- “Tememos que nos ocurra como en el 2019, donde el 80 % de la producción de cacao se perdió”, así aseveró Luis Cabrera, cacaotero de la parroquia El Progreso, en el cantón Pasaje.

Él explicó que las bajas temperaturas, más la humedad, han proliferado la plaga del moniliasis o más conocida como monilla, que ataca directamente al cacao. Indicó que un 50 % de las plantaciones son afectadas en este año, pero, “es un proceso normal de todos los años. Nosotros, los agricultores, convivimos con la plaga de la monilla y la escoba de bruja. Atacamos a la plaga solos, pero todo depende del clima”, dijo Cabrera, quien posee 10 hectáreas de cacao.

Él es también dirigente de la Asociación de Producción Mercadeo e Industrialización del Cacao de El Progreso, organización que se dedica a siembra y exportación de la pepa de cacao. “Hay que reconocer que hemos sufrido afectaciones causadas por las plagas de la monilla. El frío de estos días deja caer las flores, pasa la mazorcas y crea problemas con el hongo que reduce la producción porque entumece demasiado los granos dentro de ella”, explicó.

Y es que, según el productor, no hay una solución contundente para matar al hongo, pero se lo puede combatir quitando y enterrando con las hojas la mazorcas infectadas para evitar que las esporas infecten los frutos sanos.

Para Daniel Pacheco, los últimos tres meses ha sido muy malo para el sector cacaotero de El Progreso. “Estamos muy entristecidos porque no hay cacao, en este tiempo frio las plagas dañan el producto. Hemos bajado, antes se compraba 400 quintales de cacao, ahora 200, la producción bajó en un 50 %”, dijo Pacheco, quien trabaja en una procesadora de cacao.

Según los productores, las ligeras lluvias que se producen en El Progreso, ha causado daño en el fruto. “Pedimos ayuda a las autoridades, tenemos el conocimiento de cómo erradicar, pero no los utensilios, para eso se necesita dinero”, sentenció Pacheco.

En un recorrido por las plantaciones de la parroquia El Progreso, Pacheco mostró cómo la gran mayoría de cacao en las plantaciones estaba con plagas.

En varias zonas de la Costa del Ecuador es grave el ataque de la monilla, por lo que los expertos recomiendan podas técnicas para disminuir los efectos. Las podas hacen que el sol entre a las matas.

Lino Honores, coordinador de Agrocalidad de El Oro, explicó que la plaga monilla es muy común en la provincia. Recomendó a los productores realizar las buenas prácticas de siembra y la poda para que llegue el sol a las plantaciones, así evitar la proliferación del hongo.

10 MIL HECTÁREAS

Según los datos del último censo agropecuario realizado en el 2019, existen 601.954 hectáreas de cacao. En la superficie únicamente de cacao, la provincia de Los Ríos abarca el 21,25%, Guayas el 20,09% y Manabí el 21,75%, en tanto que las provincias de Esmeraldas y El Oro participan con el 10,09% y 7,62%, respectivamente; es decir que la provincia cuenta con alrededor e 10 mil hectáreas de cacao, la mayoría se encuentra en la parroquia El Progreso.

Según la organización, CropLife Latin America que representa a la Industria de la Ciencia de los Cultivos. En Ecuador, el cacao involucra alrededor de 100.000 familias de productores (80% pequeños productores).

Los síntomas externos aparecen después de 40 a 80 días de infección con pequeñas manchas oscuras en la superficie de las mazorcas; es decir que las mazorcas infectadas son asintomáticas (sin lesiones visibles) en las primeras etapas de la infección.

MONILLA

La monilla es una enfermedad causada por un hongo, que se pasa de una planta a otra causando la pudrición de los granos. Los síntomas externos se presentan cuando los granos ya se han afectado, apareciendo como una gran mancha en la mazorca de color chocolate, y en etapas más avanzadas como una capa de polvo blanquecino que posteriormente se vuelve cremoso.

Según expertos del Ministerio de Agricultura (MAG), algunas de las condiciones con las que se desarrolla es cuando existen muchos árboles a la sombra que impiden el paso de la luz solar y la circulación del aire generando humedad; cuando existen encharcamientos; y cuando no se han realizado las podas respectivas, así como la limpieza de malezas.

Es el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIAP), la que se encarga de capacitar y entrenar a varias organizaciones de cacaoteros de la provincia, para que tengan la capacidad de aplicar técnicas de erradicación del hongo de la moniliasis.

Las procesadoras de cacao en El Progreso, han bajado su producción. Si antes compraban 400 quintales, ahora solo llegan 200.

Los expertos aseguran que es una enfermedad que no se puede erradicar, por lo que hay que saber manejarla para evitar grandes pérdidas.