INTERNACIONAL

Filipinas desplegó al ejército para ayudar a supervivientes del tifón Rai


MANILA. Miles de militares, policías y guardacostas fueron desplegados para entregar comida, agua potable y suministros médicos a los supervivientes.

MANILA.- El ejército filipino se unió a las labores de rescate y trataba este martes de llevar agua y comida a las islas desoladas por el destructivo tifón Rai, mientras organizaciones humanitarias pedían ayuda para los cientos de miles que se quedaron sin hogar.

Al menos 375 personas murieron y cientos resultaron heridas cuando el tifón Rai arrasó el centro y el sur de este archipiélago, destruyendo casas de madera, arrancando árboles y cortando el suministro energético en numerosas islas.

Naciones Unidas informó de "devastación absoluta" en las áreas más afectadas por Rai, que tocó tierra el jueves en Filipinas como supertifón, el más potente en llegar al país este año.

"Nunca en mi vida me había encontrado con un tifón así", dijo el sacerdote católico Antonieto Cabajog en Surigao, en la punta norte de la isla de Mindanao.

"Decir súper es quedarse corto", añadió a una agencia de noticias gestionada por la iglesia.

Más de 400.000 personas estaban alojadas en centros de evacuación o con familiares, indicó la agencia de desastres nacionales, después de que sus casas fueran dañadas o destruidas por el ciclón.