OPINIóN

‘De la Distopía Urbana a la Smart Cities’ Parte III


Felipe Rendón

DIFICULTADES Y SOLUCIONES

Las ciudades inteligentes y sostenibles necesitan infraestructuras de telecomunicaciones que sean estables, seguras, fiables e interoperables para dar soporte a un ingente volumen de aplicaciones y servicios basados en las TIC, los recientes avances registrados en los ámbitos de la Internet de las cosas (IoT), la inteligencia artificial (IA), los gemelos digitales, la robótica y las redes y los contadores eléctricos inteligentes están impulsando y apoyando el desarrollo de ciudades inteligentes y sostenibles a escala mundial. El IoT que consiste en una red en rápida expansión de dispositivos con sensores y programas informáticos integrados que se conectan entre sí y comparten datos permite que miles de millones de dispositivos y objetos equipados con sensores inteligentes se conecten entre sí, recopilen información en tiempo real y envíen estos datos, de forma inalámbrica, a sistemas de control centralizados. Estos, gestionan el tráfico, reducen el consumo de energía y mejoran una amplia gama de operaciones y servicios urbanos.

La IA permite analizar computacionalmente ingentes conjuntos de datos para revelar patrones, que luego se emplean para fundamentar y mejorar los procesos de toma de decisiones municipales, las redes eléctricas inteligentes, es decir las redes de suministro eléctrico que utilizan tecnología de comunicación digital para detectar y reaccionar a las variaciones de consumo locales ayudan a optimizar el consumo de energía en las ciudades. Los contadores y sensores inteligentes, equipados con direcciones de protocolo Internet, pueden comunicar al proveedor de energía información sobre el consumo del usuario final, dando a éste último un mayor control sobre su consumo.

La tecnología de gemelos digitales se sirve de la realidad virtual y la realidad aumentada para facilitar la planificación de las ciudades inteligentes, el mantenimiento predictivo de los servicios urbanos, la supervisión en tiempo real, la toma de decisiones y la optimización de tecnologías emergentes como la IA y la IoT, entre otras, en diferentes sectores.