SUCESOS

Taxista se lanzó del carro para evitar que lo maten


El taxi fue abandonado en el barrio Tiwintza de la parroquia urbana Puerto Bolívar, luego de que se robaran las pertenencias del conductor.

Realizar una carrera desde el centro de Machala hasta Puerto Bolívar, casi le cuenta la vida a un taxista, quien prefirió lanzarse del vehículo luego que sus verdugos lo apuntaran con armas de fuego para sustraerle sus pertenencias.

El hecho sucedió alrededor de las 16:00 de este lunes 10 de enero, cuando el taxista cogió un pasajero en las calles Páez y Olmedo, una vez adentro del vehículo, el sujeto le habría dicho al conductor que se dirija hasta Puerto Bolívar, específicamente al sector conocido como El Pampón.

Allí el taxista para la marcha del vehículo, pero se acerca otro sujeto con arma de fuego y a la fuerza se sube al carro. Tanto el supuesto pasajero como el sujeto armado obligaron al taxista a ponerse en la parte posterior de los asientos.

Los antisociales se dirigieron hasta el barrio Tiwintza, cerca de unas piscinas camaroneras. En ese momento el taxista empieza a forcejear con uno de los delincuentes que estaba armado, en el forcejeo salió un disparo, en ese momento el taxista abre la puerta del vehículo y se lanza hasta la piscina camaronera para salvar su vida.

Los antisociales continuaron en el taxi Marca Hyundai, perteneciente a la cooperativa Buenos Aires, disco 91.

La víctima logró pedir ayuda a los moradores del sector, y llamaron al ECU 911 para que coordine con la policía. Los uniformados llegaron al sitio y empezaron a armar un operativo, encontrando el vehículo en el barrio Tiwintza, Calles 31ava Oeste y Bolívar Madero Vargas.

Los policías verificaron que en el asiento posterior del vehículo se encontraba una huella de disparo, además los antisociales se robaron las pertenencias del taxista.

Personal de Criminalística llegó para levantar indicios y abrir una investigación por este caso. El taxista puso la denuncia ante la Fiscalía para se identifique a los sujetos que le robaron y casi le disparan.