OPINIóN

En duda las cifras de pacientes con COVID-19


Jorge Largo Loayza

En esta pandemia, los datos han sido los grandes protagonistas. La crisis ha resaltado la importancia de generar estadísticas oficiales oportunas y confiables para monitorear el avance de la enfermedad, detectar grupos vulnerables, medir el impacto de las políticas de aislamiento en la vida de las personas y en la economía, y proyectar las necesidades a futuro.

La crisis también ha evidenciado que los organismos responsables de informar el aumento o disminución de casos no cuentan aún con la infraestructura tecnológica necesaria para trabajar de manera remota e inmediata. Esta súbita transición ha tenido serias repercusiones en la generación de estadísticas oficiales, pues muchos datos se recolectan con poca responsabilidad y no se estaría considerando cifras que generan laboratorios privados, ocasionando que la población desconozca la situación real de la emergencia sanitaria.

El reto urgente es para los responsables de llevar las cifras oficiales y desarrollar herramientas para tener una información confiable, unir esfuerzos con el sector privado e intercambiar experiencias y datos. Este tipo de alianzas permitirá la mayor incorporación de fuentes no tradicionales de datos, siempre mediante el uso de datos anonimizados y agregados que protejan la privacidad de las personas.

La crisis sanitaria del COVID-19 ha hecho que la demanda de datos confiables sea más elevada que nunca. Paradójicamente, los productores de estadísticas oficiales enfrentan recursos económicos limitados, metodologías básicas y operaciones restringidas por la cuarentena de empleados.

Es crucial que los responsables de generar la información oficial sigan operando de manera remota y oportuna durante la pandemia. Esta coyuntura también ofrece oportunidades que no se deben desaprovechar: los avances logrados y lecciones aprendidas en el contexto de la emergencia pueden tener implicaciones positivas a futuro para modernizar la producción de estadísticas oficiales, esto ayudará al usuario a entender y analizar la información, fortalecer sus cuidados y extraer valor, de manera más accesible e intuitiva.