SUCESOS

Las muertes violentas se duplicaron en El Oro


La mayoría de las muertes violentas se dan por disputa de territorio de la droga, la modalidad es al estilo sicariato, informó la Policía Nacional.

Un reporte de la Policía Nacional señala que, entre el 1 de enero y las 05:00 del 17 de enero de este año, en el país se registraron 167 muertes violentas. Guayas, Los Ríos, Sucumbíos, Manabí y El Oro agrupan el 78% de los casos.

Justamente en la provincia de El Oro, el reporte oficial de la Policía, indica que hasta el 17 de enero hubo 11 muertes violentas en lo que va del año, duplicando la cifra del 2021, donde hasta la misma fecha, había cinco muertes violentas. En estas estadísticas no se suma la muerte del taxista informal en Santa Rosa, pues el hombre murió dos días después de ser apuñalado.

La última muerte violenta ocurrida en Machala, fue la de Jahir Vega Oyola, quien fue acribillado delante de su novia cuando compraba una bebida hidratante en una tienda de la Ciudadela del Seguro, cerca del coliseo Walter Sacco, en la vía Puerto Bolívar – Machala.

El adolescente recibió al menos 15 impactos de bala, la mayoría de ellos en su cabeza. Así lo confirmó la Policía Nacional, quien conversó con la familia del occiso. Ellos supieron manifestar que alrededor de las 11:50 Jahir salió de casa, estaba en compañía de su novia, se movilizaban en una bicicleta cuando se detuvieron en una tienda de la Ciudadela del Seguro.

Allí el adolescente se detuvo para comprar una bebida hidratante, de pronto sujetos que se movilizaban en una motocicleta lo interceptaron y le descargaron su arma de fuego. El adolescente trató de huir, pero sus verdugos le dispararon en la cabeza.

INCREMENTO

Según las estadísticas, una persona es asesinada cada dos horas y media en Ecuador. Ese es el promedio que dejan las 167 muertes violentas suscitadas en los primeros 17 días de 2022. Son 98 casos más que en 2021 a la fecha, según cifras del Ministerio de Gobierno.

Esta cantidad refleja un incremento del 142 % en los hechos registrados a nivel nacional. La mayoría de estos crímenes fueron cometidos en la denominada Zona 8, comprendida por Guayaquil, Samborondón y Durán, pues ocupa el primer lugar en la lista de jurisdicciones más violentas, con 48 sucesos.

Entre los últimos casos en la urbe porteña, están el de una mujer que fue baleada y lanzada desde un automóvil, el de un hombre que fue atacado por sujetos vestidos como empleados de una empresa de recolección de basura y el de un joven eliminado en una zona montañosa del noroeste y el policía muerto.

Guayas, Los Ríos, Sucumbíos, Manabí y El Oro agrupan el 78% de los casos. Según las líneas de investigación que sigue la Policía, la mayoría de los asesinatos están relacionados con la guerra entre grupos criminales dedicados al narcotráfico.