PORTADA

Fiscalía y jueces justifican sentencia contra el policía por ‘extralimitación de funciones’


QUITO. Santiago Olmedo fue castigado con una sentencia de primera instancia.

QUITO.- La Fiscalía General del Estado (FGE) y el tribunal de Chimborazo que sentenció al policía Santiago Olmedo, quien en junio pasado frustó un asalto y mató a dos delincuentes, aseguran que el uniformado sí se extralimitó en sus funciones, por lo que justificaron la condena en contra del agente.

Los jueces Miguel Guambo, Jhoni Badillo y Washington Moreno, quienes conformaron el tribunal que de forma unánime condenó este miércoles 19 de enero a Olmedo, señalaron en el fallo que: “el procesado realizó más de una docena de disparos en contra de los occisos, sin emplear el uso de la fuerza, ni los principios de proporcionalidad y necesidad, lo que vulnera el derecho a la vida (...). Estamos frente a una extralimitación de funciones”.

De su lado, el fiscal Patricio Parco, quien acusó a Olmedo, indicó este jueves que todas las pruebas y pericias, balísticas y forenses, confirman que el agente disparó a matar, sin justificación. La condena contra Olmedo provocó indagación entre la ciudadanía y las autoridades. El presidente Guillermo Lasso y la ministra de Gobierno, Alexandra Vela, rechazaron la decisión judicial calificándola de “incomprensible” e “insólita”.

Sobre estos pronunciamientos, el fiscal acotó: “Invito a la ciudadanía a que nos informemos por los medios adecuados, nos enteremos del caso, y una vez enterados del caso podamos emitir una opinión, y lo mismo a las autoridades”.

11 DE JUNIO DE 2021

Santiago Olmedo fue condenado a tres años y cuatro meses de cárcel por matar a dos delincuentes en medio de un robo armado en Riobamba, por un delito de extralimitación en la ejecución de un acto de servicio.

La mañana del 11 de junio de 2021, en el barrio San Miguel de Tapi, en Riobamba, tres servidores policiales -entre ellos Olmedo- se movilizaban hacia Quito cuando observaron que un adolescente era víctima de robo.

Uno de los delincuentes huye del lugar y corre varias calles hasta lograr subirse a una motocicleta conducida por su cómplice.

Es ese momento que Olmedo usa su arma de dotación y dispara “más de una decena de veces por la espalda a los ocupantes de la motocicleta”, relata la Fiscalía. Henry Brayan C. S. y Diego Fabián M. S. (como los identifica la FGE) murieron de inmediato.