DEPORTES

Somos el reflejo


Por Felipe Arévalo Novillo

Cada persona reacciona diferente ante cada situación. La mayoría reacciona con la fría frivolidad ante situaciones que no le interesan con el objetivo de no incomodar su paz. En cambio, otros se convierten en devotos de la Inquisición; quieren quemar todo ante una situación que creen que está mal.

Lo hacen en las redes sociales donde actúan como trolls y ‘expertos’ de cada tema. Siempre entre la muchedumbre donde no los reconozcan. Como en un estadio repleto. A ellos les hierve la sangre cuando varios hinchas gritan un gol y les encienden bengalas de celebración. Se adelantan en el tiempo y sentencian que esa acción los desvalorizará en las redes sociales cuando se repita ese video. Y deben actuar. Y escogen el camino de la violencia.

Para esos ciudadanos no es justo que las reglas digan que solamente pueden estar hinchas de un establecido color y que los del otro color desobedezcan. Y qué se les rían en la cara. La pasión nubla la razón. Y por eso somos un reflejo de todo lo que pasa a diario en las calles del lindo Ecuador.

Nos tomamos la justicia con las propias manos. Las autoridades están para recaudar dinero y nada más. Los fuertes se aprovechan de los débiles. Los ancianos sin atención. Los niños y jóvenes los más perjudicados. Los periodistas callan. Otros periodistas exageran. La Policía no puede contener problemas así. Somos tan solo un reflejo.