CIUDAD

En el barrio Los Laureles piden obras regeneración


El barrio Los Laureles tiene 29 años de haberse creado y hasta la actualidad las calles no son asfaltadas. Moradores exigen intervención por parte del municipio. Los Laureles tiene casa comunal y cancha que su infraestructura está en malas condiciones. El presidente del barrio pide que sea mejorada la edificación. Los solares vacíos se han convertido en un problema frecuente para los habitantes que viven cerca de ellos. Son botaderos de basura y criaderos de ratas.

Linda Reyes

lreyes@diariocorreo.com.ec

“En invierno no se puede caminar por el barrio Los Laureles, todo esto se llena no solo de agua, sino que se vuelve un lodacero que hay que salir con botas o con los zapatos en las manos”, agregó un morador del sector.

Las calles no cuentan con asfalto, solo la vía principal y los callejones cercanos lo tienen. El presidente del barrio, José Arévalo pide la regeneración urbana de su ciudadela. Así no solo tendrían las calles con asfalto sino también con sumideros y cunetas para que evacúen las aguas lluvias.

Indicó que cuando llueve las aguas se empozan y esto se convierte en un criadero de mosquitos, que ponen en peligro la salud de los habitantes y más de los niños quienes todas las tardes gustan jugar en las calles.

Esta zona de Machala que tiene 600 habitantes, no cuenta con espacios verdes, solo tiene una cancha que no está en buenas condiciones. Allí a veces los niños con la supervisión de los padres se distraen un poco con los juegos recreativos. Este espacio no cuenta con cerramiento y está junto a la vía, que cuando juegan fútbol la pelota rueda a la calle y pone en peligro la vida de los menores.

Por ese motivo los padres deben estar pendientes de sus hijos. Los adolescentes para tener más libertad y no correr peligro, suelen jugar en un terreno baldío que es el espacio verde de otro barrio que está junto a Los Laureles.

Arévalo solicita al municipio o a la prefectura que les ayuden con el mejoramiento de la cancha y de la casa comunal, que no cuenta con una buena construcción. La construcción de los baños es reciente, y es una obra que se ha efectuado con la gestión del presidente con el apoyo de los moradores.

“Aquí como no tenemos cancha los jóvenes se van a la otra cancha, que es un poco peligroso ese sector, porque hay varias personas que llegan a tomar y a consumir estupefacientes. Nosotros como padres no nos gusta que nuestros hijos vayan a jugar allí, pero no tenemos un espacio adecuado para que ellos hagan una actividad deportiva”, señaló Mariela González, moradora del sector.

INSEGURIDAD

Otras de las problemáticas que tienen los moradores es la inseguridad, solicitan que el personal policial realice más recorridos por el sector, y sobre todo por las zonas donde las luminarias están dañadas. “Hay una parte del sector donde siempre está oscuro, la empresa eléctrica ya arregló unas lámparas, pero hay algunas que aún faltan. Esa zona al estar oscura es aprovechada por los delincuentes para asaltar a los moradores”, agregó el presidente del barrio.

“Por aquí no hay ni como caminar, no sabemos si dañan las lámparas con el objetivo de que eso permanezca oscuro o es que el mantenimiento por parte de la empresa no está bien, pero los obreros de la empresa eléctrica vienen y luego de dos a tres días otra vez se dañan las lámparas”, agregó Mariela González, moradora del barrio.

Los solares vacíos llenos de maleza son otros de los problemas que tiene la ciudadela. Los moradores indican que estos espacios se convierten en botaderos de basura, el mal olor hace que las ratas lleguen al lugar y estos animales entran a los domicilios más cercanos.

“Por aquí la gente bota basura y el monte hace que estos animales lleguen allí y cuando quieren se pasan a las casas de las personas que vivimos al frente de estos terrenos. Esto nos causa perjuicio y siempre tenemos que estar comprando veneno para ratas, por esos animales que abundan en los solares vacíos”, señaló una moradora.

Las personas perjudicadas hacen un llamado al municipio para que exija a los propietarios de los terrenos para que se acerquen y hagan la respectiva limpieza. La maleza hasta sirve de refugio para los delincuentes y personas consumidoras de sustancias alucinógenas.

El presidente del barrio indicó que todas estas problemáticas ya las han dado a conocer la alcaldía de Machala, pero la única respuesta que han recibido en las últimas reuniones que han tenido con el alcalde, Darío Macas, es que no hay presupuesto.

Voces de la comunidad

Mercy Velepucha:

“Pedimos presencia policial por el sector, porque a veces no hay como caminar debido a que llegan delincuentes en moto a asaltar a los moradores. Exigimos que la empresa eléctrica arregle todas las lámparas para que todo esté bien iluminado”.

Mariela González:

“Yo tengo 19 años viviendo en este sector de la ciudad. Todo lo que se ve aquí como casa comunal, cancha y baños es por gestión del presidente y los moradores. Esperamos que haya una pronta intervención del municipio con la regeneración”.

Dolores Velepucha:

“Queremos que se arregle la cancha del barrio para que los niños puedan jugar con tranquilidad y no corran peligro cuando la pelota se les va a la calle. No hay cerramiento y eso complica que los chicos no puedan jugar con libertad”.