PORTADA

Aumento de legisladores tendría un criterio negativo de ciudadanos


José Correa, docente de la Universidad Técnica de Machala (UTMACH). Felipe Pesántez, Mgs. Gerente de Política Sur Analytica y politólogo.

Linda Reyes

lreyes@diariocorreo.com

Se estima que con el censo de población que realizará el Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (INEC) en noviembre habrá un ajuste en el número de asambleístas que se elegirán en los comicios generales del 2025.

Los artículos 118 de la Constitución y 150 del Código de la Democracia señalan que la Asamblea Nacional se integrará con legisladores elegidos de la siguiente manera:

1. Quince elegidos en circunscripción nacional;

2. Dos por cada provincia o distrito metropolitano, y uno más por cada 200.000 habitantes o fracción que supere los 150.000, de acuerdo con el último censo nacional de población.

3. Las circunscripciones especiales del exterior elegirán un total de seis asambleístas distribuidos así: dos por Europa, Oceanía y Asia, dos por Canadá y Estados Unidos y dos por Latinoamérica, el Caribe y África; y,

4. Cada una de las regiones elegirá dos representantes a la Asamblea. Esto todavía no se aplica porque no se han creado tales regiones.

En la actualidad existen 137 asambleístas, porque según el censo de población del 2010, la población total era de 14'483.499 ecuatorianos. Actualmente, según la proyección del INEC somos 18'006.802 ciudadanos, es decir, casi tres millones y medio más que en el 2010, por ese motivo estima el INEC que para el 2025 se escogerían al menos a 154, es decir 17 legisladores más.

José Correa, docente de la Universidad Técnica de Machala (UTMACH), indicó que hay que respetar lo que indica la norma constitucional en su artículo 118. Si llega a incrementar el número de población en el censo 2022, los ecuatorianos están obligados a incrementar el número de asambleístas para cumplir con el marco constitucional.

Según su análisis político debido a la falta de liderazgo en Asamblea Nacional, la remoción de sus autoridades, el incumplimiento de la agenda legislativa y fiscalización, los ciudadanos tendrán un criterio negativo sobre el incremento de legisladores.

“Esta sería una consecuencia razonable, producto del desgaste político que ha tenido la Asamblea Nacional, que se ha llenado de escándalos internos, en lugar de ayudar a solucionar los problemas de la ciudadanía. Esto nos pone en la encrucijada de que más gente no es necesaria, sino que la gente que logre llegar con sensatez entreguen leyes que solucionen la vida de las personas por ejemplo el tema de la seguridad y el trabajo. Mas gente lo único que haría es complicar un escenario, que ya está caotizado y esto aportaría muy poco, en este legislativo que lo vivimos en la actualidad”, agregó Correa.

Para evitar el aumento de asambleístas asegura que debería modificarse la Constitución, sobre todo el artículo 118, que regula el número de legisladores. Las opciones para este cambio son la enmienda constitucional y la reforma de la Constitución. En ambos casos exige reunir la voluntad política de la ciudadanía y del actual legislativo.

Felipe Pesantez Bravo, Mgs. Gerente de Política Sur Analytica, expresó que al incrementarse el número de asambleístas habría una sobrerrepresentación legislativa para aquellas provincias que tienen una mayor población como Pichincha, Los Ríos, entre otras.

Según sus datos estadísticos con las proyecciones del INEC, en la provincia se elegirá un asambleísta más en los comicios del 2025, ya no serían 5 asambleístas sino 6 por El Oro. A su criterio debería mantenerse el número de legisladores y para ello se debería efectuar la reforma a la Constitución.

“Lo importante no es atacar el número de legisladores sino ir directamente a los partidos políticos, porque ellos son los que tienen la responsabilidad de presentar un abanico de opciones para el electorado y a la vez una corresponsabilidad con los ciudadanos, que exijan, critiquen, cuestionen lo que está pasando en los partidos en la actualidad. Hay que mejorar la calidad de los candidatos y ese filtro lo deben realizar los partidos políticos, los mismos que deben mantener una vinculación con la comunidad. En los partidos políticos debe haber reestructuración, mejoramiento e incentivar a los candidatos nuevos”, aseguró Pesantez.