OPINIóN

Créditos más caros


Elías Carrillo Ayala

A partir del mes de abril el costo del crédito presenta incrementos, esto debido básicamente al decrecimiento de los depósitos. La merma en los depósitos restringirá el crecimiento futuro del crédito.

Las tasas de interés referenciales presentan aumentos, por citar algunos ejemplos, en abril el crédito productivo empresarial presentó una tasa del 8,90% y para agosto se ubica en 9,35%; lo que significa un alza de 0,45%.

El sistema financiero ejerce un rol significativo en la economía, con el proceso de intermediación se canaliza el ahorro hacia el financiamiento y las inversiones, contribuyendo así al crecimiento de la economía.

Estudios referentes al vinculo que existe entre el sector financiero y el crecimiento económico, demuestran que, a mayores niveles de intermediación financiera existe mayor nivel de desarrollo económico.

Nuestro sistema financiero enfrenta aún grandes retos, falta profundización de productos financieros e inclusión financiera, potenciar el desarrollo de instrumentos alternativos y del mercado de capitales, como opciones para acceder a los recursos financieros que estén en sintonía con las necesidades del entorno.

Conceder un préstamo expone a las instituciones financieras al riesgo de crédito, es decir a aquella probabilidad de que el prestatario no pueda cumplir con sus obligaciones contractuales, no sólo en la parte del capital sino también en lo que corresponde a intereses, sea en forma parcial o total.

¿Cómo lograr que las tasas de interés disminuyan?

Bancos de países desarrollados, analizan los factores que potencialmente inciden en el riesgo de crédito, agrupándolos en variables macroeconómicos y efectos propios de la industria, obteniendo resultados muy positivos en el retorno del dinero entregado a sus clientes en condición de préstamo.

Los organismos de control deben profundizar en el estudio de las condicionantes macroeconómicas, para monitorear el riesgo de crédito en todo el sistema financiero. Para la economía ecuatoriana, este indicador, medido por los niveles de morosidad, se ha visto afectado por la tasa de crecimiento del PIB, variables gubernamentales, niveles de rentabilidad, entre otros.