SUCESOS

Por no dejarse robar lo mataron


Paúl Carrillo Quishpe, de 33 años, falleció tras ser disparado por hombres en moto por no dejarse robar.

Paúl Carrillo Quishpe, de 33 años, falleció en el hospital de Monte Sinaí, horas después de que hombres en moto le dispararan supuestamente por no dejarse robar.

La víctima iba en un camión y recogía a un par de sus colaboradores cuando llegaron dos delincuentes armados que le exigieron sus pertenencias.

En el forcejeo el joven recibió un tiro en la cabeza, perdió el control de carro y se chocó contra la baranda de una de las calles principales del sector de Lomas de la Florida, donde varios de sus familiares tienen tiendas.

Ahí quedó el parabrisas que se desprendió por el impacto. A Carrillo lo llevaron al hospital, pero poco pudieron hacer los médicos, porque la bala había causado un traumatismo craneoencefálico grave.

Todos están consternados en el sector, contaron que el joven salía todos los días en su camión a las 04:00, recogía cerca a dos personas que trabajan con él y se dirigía al Mercado de Transferencia de Víveres para luego irse a una tienda de abarrotes que tenía en el sur de la ciudad.

”Cuando esperaba a una chica que trabajaba con él en su tienda lo interceptaron los delincuentes”, contaron los vecinos que escucharon el disparo y luego los gritos de auxilio.

El joven deja en la orfandad a un bebé de 10 meses, contó entre lágrimas su prima, mientras los vecinos acudían a su tienda y le daban el pésame.

En la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) se han reportado con este caso 820 muertes violentas. El año pasado, a la fecha, iban 356 casos.