PORTADA

Concurso para elegir al contralor del Estado arranca con trabas


QUITO. El CPCCS posesionó a la comisión que elegirá al nuevo contralor del Estado.

QUITO.- La próxima semana el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) abrirá la etapa de inscripciones para postularse a participar en el concurso público para elegir al próximo titular de la Contraloría General del Estado, una vez que se posesionó a los miembros de la comisión ciudadana que organizará ese proceso.

El presidente del Consejo de Participación Ciudadana, Hernán Ulloa, confirmó que, al haber concluido la fase de conformación de los diez miembros de la comisión, se publicará la convocatoria oficial para que los ciudadanos interesados en participar se postulen a ser contralor del Estado.

En una plenaria extraordinaria de este viernes, 28 de octubre, se posesionó a nueve de los diez vocales principales que conformarán la comisión ciudadana, en medio de las disputas internas entre los siete consejeros del CPCCS.

Durante el acto de posesión se conoció que uno de los comisionados principales elegidos, José Ernesto Pazmiño Enríquez, había enviado un correo electrónico solicitando una “prórroga” para que se realice este evento, pues él vivía en Guayaquil y el viaje le tomaba unas doce horas.

Este pedido para los cuatro consejeros de mayoría del CPCCS implicaba la intervención de fuerzas políticas “oscuras” que intentan evitar que se inicie el concurso público para elegir al contralor, en tanto se resuelve el juicio político que enfrentan en la Asamblea Nacional.

A este pleno asistieron María Fernanda Rivadeneira, Ibeth Estupiñán, Francisco Bravo y Hernán Ulloa; mientras, por vía telemática intervinieron David Rosero, Javier Dávalos y Sofía Almeida.

Almeida dio la alerta de que el comisionado Pazmiño había pedido esta prórroga cuando Ulloa iniciaba la sesión de posesión. Incluso una veedora ciudadana se levantó y alzando la voz lo interrumpió exigiendo que se le permitiera hablar.

Pero Ulloa le aclaró que los veedores no pueden interrumpir los plenos, pues su atribución es la de observar, no intervenir.

Almeida exigió que se la escuche y advirtió que el comisionado Pazmiño no estaba y debía darse la prórroga.

Desde el salón del Consejo, los cuatro vocales leían el correo electrónico de Pazmiño con indignación, pues el argumento para no asistir era que vivía en Guayaquil y se le habían dado 24 horas para presentar documentos personales actualizados.

Se ejemplificó que una de las comisionadas electas, Janneth Ojeda, venía desde Loja para ocupar sus nuevas funciones.

“Tomar un vuelo de Guayaquil a Quito hay como los Colón-Camal”, criticó el consejero Francisco Bravo.

Ibeth Estupiñán exaltó que la comisión ciudadana vaya a empezar sus funciones, pues van a elegir a “la cereza del pastel que se disputan los partidos políticos”. Estaba molesta por la inasistencia de Pazmiño.

Según dijo, esto se debería a un propósito de evitar que los diez comisionados se posesionen e inicien el concurso, hasta definir si ella y sus tres colegas son censurados y destituidos en la interpelación política, lo que implicaría designar consejeros suplentes que asuman la gestión del CPCCS.

“Esto pasa por una sola razón, para que cuando lleguen los nuevos, porque si los cuatro nos vamos, no dejarlos posesionar porque dirán que ustedes (los comisionados) no tienen probidad, porque no han cumplido los requisitos y cualquier leguleyada van a argumentar. Por ahí me decían que hay que investigar en dónde trabaja el señor que no está viniendo y está pidiendo prórroga. No quiero emitir juicios de valor, pero lo que pasa aquí es claro: no quieren avanzar. Se echan la pelotita, que los de allá y los de acá. El país necesita que la comisión se posesione y que inicie hoy mismo su trabajo”, opinó Estupiñán.

La vicepresidenta María Fernanda Rivadeneira se preguntó: “¿Qué es lo que ocurre? ¿Qué es lo que está pasando atrás de poder designar la primera autoridad de la Contraloría? No se dejen engañar. El concurso público para elegir al contralor no se ha iniciado y eso es lo que quieren hacer, que no se inicie el concurso para ellos venir a cambiar las reglas, porque necesitan tener un contralor igual que el de 100/100 o quizás un contralor como el que está privado de su libertad. ¡No, no lo vamos a permitir!”, espetó.

Hernán Ulloa advirtió que, si hasta el lunes próximo el comisionado Ernesto Pazmiño no completa sus documentos, se posesionará a su suplente, que es la ciudadana Carmen Atupaña.

“Se necesita iniciar el proceso de selección del contralor. Es una exigencia nacional que tengamos pronto al contralor y sé que está en las mejores manos para lograrlo, que el mejor ciudadano sea electo como el próximo contralor. De aquí en adelante está en sus manos”, afirmó.

Los exhortó a hacer un solo “puño” para enfrentar a las fuerzas políticas “oscuras”. “Hagan un solo puño para enfrentar estos hechos que buscan boicotear el proceso de selección”, dijo.

Almeida insistió en que el Consejo de Participación Ciudadana es el espacio para que se permita participar a los ciudadanos. “Este proceso no parece transparente porque no le dejan ni siquiera participar a la veedora, pero algo debe conocer para que no la dejen participar, para que no le permitan hablar. Es increíble”, lamentó.

El consejero David Rosero indicó que el proceso de selección de la comisión ciudadana era “irregular”, “opaco” y “direccionado a favor del gobierno de Guillermo Lasso”. “Tiene serias sospechas de irregularidades que están siendo investigadas en la Asamblea Nacional”, criticó.