SUCESOS

Casi los linchan luego de robar a personal médico


Los tres aprehendidos fueron golpeados por la ciudadanía, quienes lo acusaban de haber asaltado en un centro de salud y sustraerse los celulares de los doctores.

Pasaje.- A palazos, patadas y puñetazos, así fueron sacados de la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) de la parroquia Uzhcurrumi, cantón Pasaje, tres presuntos antisociales que fueron sorprendidos robando al personal médico del cantón Chilla.

Fue la rápida reacción de la Policía Nacional que logró detener la furia de la ciudadanía, que terminó con la quema de la motocicleta en donde se movilizaban los presuntos delincuentes. Los tres aprehendidos serían integrantes de una organización delictiva dedicada al asalto y robo.

El suceso se registró en un centro médico del sector Carabota del cantón Chilla, donde amedrentaron a las personas que se encontraban en el lugar, sustrayéndose cinco celulares, para huir en una motocicleta.

Al saber de la alerta, los agentes policiales coordinaron con las unidades cercanas, ubicando a los sospechosos en la parroquia Uzhcurrumi del cantón Pasaje, donde fueron neutralizados y esposados.

En su poder encontraron los dispositivos celulares robados y un arma de fogueo. Con estas evidencias y el testimonio de los perjudicados, los aprehendidos fueron puestos a órdenes de la autoridad competente.

FURIA

Los ciudadanos de la parroquia Uzhcurrumi, quisieron hacer justicia por mano propia luego de capturar a delincuentes que robaron a personal médico. Ellos se armaron de palos para golpear a los detenidos, quienes ya se encontraban en poder de la policía.

Los uniformados, al ver la furia de la ciudadanía, optaron por pedir más refuerzos, cuando llegaron los patrulleros trataron de sacar a los sospechosos de la UPC y trasladarlos al comando de policía de Pasaje.

Cuando lo estaban sacando, la población le cayó a “palo”, hombres y hasta madres de familia querían hacer justicia por mano propia. “Quémenlos, aquí es un pueblo tranquilo y vienen a robar”, decía una mujer que estaba entre la multitud.

Luego que la policía puso a buen recaudo a los sospechosos y embarcarlos al patrullero, trataron de subir al patrullero, la motocicleta en la que se trasladaban los detenidos. Sin embargo, la gente logró apoderarse de la motocicleta y la llevó en medio de la calle para prenderle fuego.

Al sitio llegó el personal del Cuerpo de Bomberos para controlar el incendio, pero ya nada se pudo hacer, la motocicleta quedó destruida.