PORTADA

Se inauguró Sala de Primera acogida en hospital del IESS


Roxana Betancourt, gerente del HGM Machala, junto con Delia Chalén, directora médica, observan el corte de cinta de Mercedes Alvear, directora provincial del IESS.

En el Hospital General Machala del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) este viernes 25 de noviembre se inauguró la Sala de Primera Acogida para brindar atención médica, psicológica y acompañamiento a pacientes que han sido víctimas de violencia.

Este es un servicio contemplado en la Norma Técnica “Atención Integral a víctimas de violencia basada en género y graves violaciones a los Derechos Humanos”, que emitió el Ministerio de Salud Pública en 2019 y es de aplicación obligatoria en el sistema de salud, el cual contempla parámetros de acción para garantizar la primera atención para los casos de presunta violencia de género.

El Hospital General Machala es la primera y única institución del IESS en El Oro que implementa una Sala de Primera Acogida. La gerenta de esta unidad médica, Roxana Betancourt, calificó este logro como un hito en la calidad de atención.

“De esto se trata la calidad, de poner a disposición de los pacientes los mejores medios e infraestructura para brindar la mejor atención posible. La indiferencia es la principal aliada de la violencia. Hoy tenemos la oportunidad de pasar de la indiferencia a hacer la diferencia”, afirmó.

Con la presencia de representantes de varias entidades del servicio público como la Dirección de Salud del Distrito Machala, Gobernación, Fiscalía, Policía Nacional y organizaciones sociales de lucha por los derechos de las mujeres, este servicio abrió sus puertas este 25 de noviembre en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Esta Sala es un espacio físico que permite atender en forma privada este tipo de casos, funcionará de manera ininterrumpida en el servicio de Emergencia, por ello se la ha dotado de camilla ginecológica, monitor multiparámetro, balanza, set de diagnóstico y baño.

Delia Chalén, directora médica de esta casa de salud, destacó que “la violencia no tiene que ser un problema de puertas para adentro, por ello invitamos a nuestros pacientes, tanto hombres como mujeres y niños a abrir esa puerta porque siempre hay una salida”.