PORTADA

Jorge Glas salió de prisión


Jorge Glas.

QUITO.- El exvicepresidente Jorge Glas recuperó su libertad, luego de que el juez Emerson Curipallo, de la Unidad Penal de Santo Domingo, le concediera una medida cautelar.

Al mismo tiempo le ordenó que se presente una vez por semana en la Penitenciaría del Litoral.

Esto ocurrió luego de que el magistrado admitió la petición de medidas cautelares a favor del exalto funcionario del correísmo.

Ese recurso legal no lo presentó Glas directamente sino Cristhian Palacios, quien es un abogado de Santo Domingo.

LA DECISIÓN JUDICIAL

Según el fallo, el juez Curipallo dispuso la libertad de Glas “para precautelar sus derechos, hasta que un juez de garantías penitenciarias disponga lo contrario”.

Por lo tanto, se emitió la boleta de excarcelación. Esta debe ser presentada en la Cárcel 4 de Quito, donde se encuentra recluido. “La boleta deberá ser atendida de forma inmediata, con su sola presentación”, señaló el juez.

Se delegó al Defensor del Pueblo de la Provincia de Santo Domingo de Los Tsáchilas para que supervise el cumplimiento y ejecución de esta medida cautelar.

Ese magistrado también dispuso que el exvicepresidente se presente una vez por semana en la Penitenciaría del Litoral, en Guayaquil y además tiene prohibido salir del país. Ordenó también que se elabore un informe mensual respecto del cumplimiento de esas medidas.

Curipallo aclara que Glas podrá acceder a esta “libertad provisional hasta que un Juez de Garantías Penitenciarias disponga lo contrario”.

En la resolución judicial se menciona que se otorga esa medida cautelar porque se habría vulnerado principalmente el derecho a gozar de bienes y servicios de óptima calidad.

¿POR QUÉ RAZÓN?

Según la solicitud de medidas cautelares presentada por Palacios, el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) “no ha realizado oportunamente los actos administrativos necesarios, legítimos, idóneos e ineludibles para aperturar (SIC) la progresión del cumplimiento de las penas de Jorge Glas”.

Eso habría generado “una vulneración de los derechos de la integridad, desarrollo de la personalidad, seguridad personal, salud y libertad de Jorge Glas”.

UNIFICACIÓN DE PENAS

Actualmente se está tramitando un pedido de unificación de penas para Jorge Glas. Precisamente, sobre una jueza de Garantías Penitenciarias de Quito recayó la responsabilidad de resolver esa solicitud.

Esa magistrada debe fija fecha y hora para una audiencia donde decidirá si le otorga o no ese recurso.

Glas pidió ese recurso legal porque las dos sentencias que tiene en su contra ya están ejecutoriadas.

La primera es de seis años por asociación ilícita en el caso Odebrecht y la otra es de ocho años por cohecho en el caso Sobornos.