PORTADA

SRI realizó cuatro modificaciones al proceso para facilitar la migración a la facturación electrónica


QUITO. La facturación electrónica regirá para todos los negocios a partir de mañana, 30 de noviembre del 2022.

QUITO.- El Servicio de Rentas Internas (SRI) recuerda a todos los contribuyentes que este martes 29 de noviembre de 2022 es el último día para implementar la facturación electrónica, pues luego de eso las personas naturales y empresas estarán obligadas a utilizar ese esquema, excepto los negocios populares sujetos al Régimen Simplificado para Emprendedores y Negocios Populares (Rimpe).

Para facilitar a los contribuyentes esta migración el SRI realizó varias modificaciones al proceso:

Ya no se requiere convenio de débito para la autorización como emisores de comprobantes electrónicos.

Se habilitó la obtención de firma electrónica con cédula, antes solo se podía obtener con el Registro Único de Contribuyente (RUC).

Se homologaron dos nuevas entidades certificadoras en el esquema de comprobantes electrónicos.

Se habilitó para todos los contribuyentes el aplicativo para facturación SRI y Yo en línea, anteriormente estaba dirigido solo a personas naturales no obligadas a llevar contabilidad.

Otra de las medidas tomadas para facilitar este proceso fue la autorización automáticamente que realizó el SRI a 661.100 contribuyentes para que se incorporen a este esquema de emisión.

Estos contribuyentes deberán obtener la firma y el facturador electrónico para cumplir con la obligación.

Una semana antes de que termine el plazo para pasar de las facturas físicas a las electrónicas se reportaban 423.000 contribuyentes que ya habían implementado la facturación electrónica: 332.000 personas naturales y 91.000 sociedades, que junto a los autorizados de oficio suman más de un millón de contribuyentes.

El Servicio de Rentas Internas indica que los contribuyentes pueden verificar si han sido autorizados de oficio para la emisión de facturas electrónicas ingresando a la consulta “Validación de emisor en producción”, que se encuentra aquí.

LO QUE SE DEBE

TENER EN CUENTA

El cliente debe percatarse que la factura que reciba a partir del 30 de noviembre sea válida y esté vigente.

Si bien la facturación electrónica será obligatoria desde ese día y el SRI ya no emitirá autorizaciones para la emisión de facturas físicas, las que se hayan autorizado antes seguirán teniendo un plazo de validez de dos, tres, seis, doce meses, por lo que circularán un año más algunos documentos físicos, según ha explicado el director del SRI, Francisco Briones.

Al recibir esa factura el comprador deberá comprobar la fecha de elaboración y la de vigencia que consta en la parte inferior de cada factura.

Mientras que uno de los aspectos a tener en cuenta por parte de los vendedores es que si hay algún error se debe anular bien la factura para no duplicar una venta. “Hay que entrar al sistema de SRI en la parte de facturación electrónica y anulación de documentos, buscar la factura y darle de baja”, ahí le llegará la notificación para que acepte la anulación, explica Charli Bustamante, coordinador de capacitaciones del Colegio de Contadores Bachilleres y Públicos del Guayas.

Cómo anular un documento electrónico y que no afecte en el pago de la declaración, qué pasa si sigo emitiendo facturas físicas, qué sanciones puedo tener son algunos de los temas que forman parte del taller gratuito que realizará este gremio el viernes 2 de diciembre, dirigido al público en general, contadores, emprendedores, profesores, estudiantes.

La capacitación busca resolver las dudas en torno a la facturación electrónica que no está clara para todos.