CIUDAD

Dos candidatos al CPCCS piden descalificar a otros ocho postulantes


Los denunciantes aseguran que los otros candidatos “usan recursos económicos propios y se aúpan de organizaciones políticas para llegar al CPCCS”.

Los denunciantes aseguran que los otros candidatos “usan recursos económicos propios y se aúpan de organizaciones políticas para llegar al CPCCS”.

La campaña a los aspirantes a ocupar un lugar en el Consejo de Participación Ciudadana transcurre entre respaldos políticos y la autopromoción. Los nuevos miembros del organismo serán electos el 5 de febrero.

El problema es que distintas normas electorales prohíben a los partidos o movimientos políticos realizar actos de proselitismo a favor de los candidatos al Consejo.

Ellos, además, no pueden invertir recursos propios o privados en la promoción de sus candidaturas. Esa tarea es asumida por el Consejo Nacional Electoral (CNE), con recursos públicos. Los candidatos Santiago Becdach y Mishelle Calvache creen que ocho postulantes están incumpliendo con estas disposiciones e interpusieron varias denuncias ante el Tribunal Contencioso Electoral (TCE). Ellos piden la descalificación de los denunciados.

Así, Becdach y Calvache aseguran que siete candidatos “han usado fondos propios o privados y se han aupado de una organización política para conseguir votos“.

Ellos son: Alembert Vera, Eduardo Franco, Augusto Verduga, Jeanneth Lozada, Vielka Párraga, Yadira Saltos y Hugo España.

El medio digital PRIMICIAS contó en su edición del viernes 20 de enero, que el movimiento correísta Revolución Ciudadana promueve a estos siete candidatos al CPCCS. Todos ellos aparecen vestidos con camisetas celestes, el color de ese movimiento político, en las fotografías que aparecerán en las tres papeletas electorales.

Becdach y Calvache sumaron en su denuncia al candidato Óscar Ayerve, que se había identificado en el grupo de los “7 de la gente”. Lo señalan por haber utilizado fondos privados para su promoción.

“No permitiremos que antes de ser electos ya realicen actos fuera del marco de la ley”, dicen los denunciantes en un comunicado publicado en sus redes sociales.

“Basta de jugar sucio”, dijo Becdach.

“Dejen de engañar al pueblo ecuatoriano, el Consejo no es un arca de los partidos políticos, aseguremos su independencia desde ya, acabemos con esa política mañosa”, añadió Calvache.