INTERNACIONAL

Cancillería de Perú condenó ‘nuevo acto de injerencia’ de Gustavo Petro


LIMA.- La Cancillería de Perú envió un contundente mensaje al presidente de Colombia, Gustavo Petro, denunciando “un nuevo acto de injerencia por parte del mandatario.

LIMA.- La Cancillería de Perú envió un contundente mensaje al presidente de Colombia, Gustavo Petro, denunciando “un nuevo acto de injerencia por parte del mandatario.

El Ministerio de Relaciones Exteriores entregó una nota a la Embajada de Colombia para expresar “la enérgica protesta del Perú por el nuevo acto de injerencia del Presidente Gustavo Petro en temas de política interna, conducta no consistente con las normas del Derecho Internacional”.

Según menciona la cartera, la nota enviada a Colombia se refiere a declaraciones de Petro sobre los hechos ocurridos en el campus de la Universidad de San Marcos en medio de las protestas que ya completan varios días en Perú.

“Sus actos de injerencia son inconsistentes con la conducta que todo Jefe de Estado debe observar en cumplimiento del Derecho Internacional”, dice la Cancillería.

Específicamente el reclamo del Gobierno peruano se debe a un trino en el que el presidente Petro expresaba: “Allanar universidades. Gritar ¡Muera la inteligencia! El Consejo permanente de la OEA debe ser citado para examinar el caso de Perú”.

Asimismo, el mandatario colombiano ha compartido varios trinos de usuarios de redes sociales que han criticado los operativos policiales en el centro educativo.

El pasado lunes 192 manifestantes que fueron detenidos el sábado pasado en la Universidad de San Marcos, en Lima, fueron liberados.

De acuerdo con el comunicado emitido por la Fiscalía peruana, los manifestantes fueron liberados el domingo en horas de la noche tras la audiencia que cada uno de ellos tuvo y “después de haber recibido los informes policiales (...) el fiscal provincial dejó en libertad a 192 personas, quedando una persona detenida”.

Las fuerzas policiales entraron al campus de la Universidad San Marcos embistiendo la puerta de la institución con un carro blindado. Tras dañar la puerta, los oficiales hicieron que decenas de manifestantes se tumbaran en el suelo y luego procedieron a allanar el lugar.