PORTADA

Juan Zapata, sobre el caso Fernando Villavicencio: Yo dispuse que se determine qué es lo que pasó con la cápsula de seguridad y Fiscalía ya tiene ese informe


La comisión legislativa que investiga el crimen de Villavicencio pidió una prórroga de 90 días al Consejo de Administración Legislativa para su funcionamiento.

El exministro del Interior, Juan Zapata, compareció la mañana de este 8 de febrero en una sesión de la comisión ocasional de la Asamblea Nacional que investiga el crimen del excandidato presidencial Fernando Villavicencio, en la que aseguró que la seguridad policial con la que este contaba se mantuvo incluso luego que dejó de ser asambleísta, considerando su análisis de riesgo.

La presidenta de la mesa, Viviana Zambrano, dio inicio a la jornada solicitando a los presentes mayor cordura y disciplina, luego del acalorado encuentro de la tarde del miércoles 7 entre la ministra Mónica Palencia y las legisladoras de la Revolución Ciudadana, Mónica Salazar y Mónica Palacios.

Esta comisión legislativa pidió -además- una prórroga de 90 días al Consejo de Administración Legislativa (CAL) para su funcionamiento. El trabajo de la mesa arrancó el 4 de enero pasado, un mes más tarde de haberse conformado.

En su exposición, Zapata dijo que desde enero de 2022 se asignó seguridad a Villavicencio en su calidad de asambleísta. Detalló que durante su periodo de gestión en la cartera de Estado se recibieron dos solicitudes de autorización de análisis de riesgo del exlegislador, la primera el 17 de diciembre de 2022 y la segunda el 27 de abril de 2023.

“Cabe aquí señalar inclusive que cuando Fernando Villavicencio dejó de ser asambleísta por la disolución de la Asamblea Nacional y la anticipación de las elecciones, desde mayo de 2023 la seguridad se mantuvo en todo momento por su análisis de riesgo. El análisis de riesgo no es a la función, es a la persona; era lógico que no se podía retirar esa seguridad a la persona, por lo tanto esa seguridad se mantuvo”, dijo Zapata.

Sobre su relación con el exlegislador, aseguró que tuvieron una comunicación fluida y no dejó de contestarle el teléfono cuando este lo llamaba para solicitarle información “que a través del Ministerio se la podía entregar”. Apuntó que les unía la misma causa: enfrentar el crimen.