CIUDAD

Fanesca, deliciosa tradición gastronómica


Este plato milenario se sirve por lo general en Viernes Santo. Los principales hoteles y restaurantes de la ciudad se alistan para ofrecer este apetitoso bocado. El tiempo de cocción varía acorde la cantidad de la Fanesca que se desea preparar, pero en promedio puede ser de una hora a hora y media. Fotos de Franco Palacios

María José Alba Lozano

En Semana Santa una de las tradiciones que se mantiene a lo largo de los años es el consumo de la Fanesca, un guiso que contiene múltiples granos, especias y pescado el cual se consume mayormente el Viernes Santo en compañía de familiares y amigos.

VENTA

Desde el inicio de la semana los ciudadanos buscan el pescado así como los granos que lleva esta preparación, entre ellos fréjol, lentejas, alverja, haba, choclo, zambo, zapallo, palmito.

Otra opción que ofrecían los comerciantes son los granos precocidos.

Una comerciante del mercado ‘Mi Ciudad’ manifestó que la libra de frejol está a $1,50, la alverja $2 y los granos cocidos desde $0,25 la cucharada.

El precio del pescado varía, el ‘bonito’ cuesta $2 la libra y el ‘caballito’ y ‘lisa’ $3 la libra.

FANESCA

Algunos lugares ofrecen este plato tradicional a distintos precios, además chefs profesionales que inclusive ofrecen el servicio de entrega a domicilio.

El subchef Leonardo Gaybor, de Hotel Oro Verde, indicó que este plato toma un tiempo considerable para su preparación además de inversión en los ingredientes.

Gaybor explicó un poco sobre porque la gran variación de ingredientes en este plato tradicional. Estos granos son los principales ingredientes de la fanesca: el choclo, el garbanzo, las habas, el mote, la arveja, chochos, y las variedades de fréjol tierno y seco, que se juntan en un delicioso plato para honrar a los doce apóstoles, según la tradición ecuatoriana. Esta es la razón por la que la Fanesca lleva una docena de granos.

Por otro lado, el pescado (bacalao) representa a Jesús de Nazaret, rodeado de sus seguidores (los granos).

Esta costumbre llegó al país en la época virreinal, coincidía con el calendario agrícola ancestral donde se cosechaban los granos tiernos y se festejaba el Equinoccio de marzo. Es decir era un homenaje al sol.

Este plato se decora con guarniciones como palmitos y se sirve acompañado de pescado, queso en cubos, maduro frito en rodajas, empanada de viento, una rodaja de huevo.

El hotel tiene tres presentaciones, el plato a $9,50, medio litro $12 y el litro $17, este platillo está en vigencia desde el 15 hasta el 31 de marzo.

Como dato adicional comenta que acorde a la región es la preparación de la Fanesca, por ejemplo en la costa usan el bacalao a excepción de Esmeraldas que prefieren el camarón, en Galápagos es el pescado fresco y los granos suelen cambiar también.