CANTONAL

Centenares de feligreses recordaron muerte y resurrección de Cristo en Piñas, con el Vía Crucis que recorrió las principales calles de la ciudad


PIÑAS. Durante el recorrido, que duró más de dos hora, Jesucristo cargado de una pesada cruz, soporto varios “latigazos” hasta llegar a las últimas estaciones.

Este viernes 29 de marzo no fue la excepción, de los anteriores días; pues la alta temperatura no importó a los centenares de fieles feligreses del cantón y de otros de la provincia y país, que se tomaron las principales calles de la ciudad para recordar la muerte y resurrección de Cristo a través del Vía Crucis viviente.

CELEBRACION DE SEMANA SANTA

Con motivo de la celebración de la Semana Mayor, la Iglesia Católica organizó una serie de actos religiosos, entre ellos, este tradicional evento, en el que participan varios actores de la localidad, encabezados por Juan Zambrano Añazco que hace el papel de Jesucristo, por algunos años.

La salida estuvo programa desde la ciudadela Jaime Roldós Aguilera, pasadas las 08.00, recorrió las 14 estaciones ubicadas en diferentes sectores de la urbe, en la que los centenares de fieles católicos, pese al intenso calor por la intensidad de los rayos solares, aguantaron el paso lento de los participantes en el Vía Crucis.

SEGURIDAD

Miembros de la Policía Nacional y del Cuerpo de Bomberos Municipal de Piñas, en patrulleros, motos, bicicletas y vehículos de rescate, etc., fueron los dar seguridad a los feligreses, que en las paradas aprovechaban para hidratarse con agua, raspados, colas o jugos y seguir la ruta trazada por los organizadores.

El punto de llegada fue la calle González Suárez, adjunto a la Iglesia Matriz y parque central, en el cual Jesús fue bajado de la cruz y finalmente colocado en el sepulcro.

OTROS EVENTOS

Similares actos religiosos se cumplieron en horas de la mañana de este viernes 29 de marzo, en la parroquia rural de Moromoro, Saracay, Piedras y sitio Palosolo. Mientras, a las 15.00, en San Roque, donde se efectuó la edición número 37, con la ausencia de su principal actor, Carlos Romero, que por problemas de salud el año pasado le dijo Adiós al papel de Jesucristo, tras 36 de participación.